O Suenio d’o Dragón; una declaración por a vida

Ir a descargar

Buen dia, si hue ye mierques as 11 d’o maitín, y somos en Radio La Granja, isto ha de ser….O Suenio d’o Dragón.
Dende o vico de San José, en Zaragoza, Ciudat Prisión, no nos ferán callar!!!!
Prencipiamos!!!!
Long life dreams/Suenios de larga vida————–Antimaster(2:25)

Mosica de fundo—Genesis————Charles Sullivan(2016).

Bueno, ya sabes que si quiers participar u aportar bella cosa a o programa, lo puetz fer d’as siguients trazas:

A primera, clamando a o programa en directo a nueu siet seis trenta y seis uitanta y ueito novanta y quatro; nueu siet seis tres seis ueito ueito nueu quatro

Tamién, ninviando un mensache a o guasap almadeta osdd seis ueito nueu novanta y ueito zero seis vinte y siet; almadeta seis ueito nueu nueu ueito zero seis dos siet.

Y, mesmo, por correu electronico, osueniododragon roba gmail.com, tot chunto y en minusclas; u si lo prefieres, en a pachina d’o mesmo nombre de Radio Patio Facebook.

y o programa de hue se lo quereba dedicar a la Casa Real espanyola, por o suyo gran treballo perpetuando o legau d’a dictadura franquista

Guillotinas (V. acustica)——————–Sakeo


Y hue quereba leyer-te u relato de



Mark Twain
[Samuel Langhorne Clemens]
(Florida, Missouri, 1835 – Redding, Connecticut, 1910)


A celebre rana saltadora d’o condau de Calaveras (1865)
(“The Notorious Jumping Frog of Calaveras County”)
Tamién:
“Jim Smiley and His Jumping Frog”
Orichinalment publicau, como que “Jim Smiley and His Jumping Frog”,
en o periodico The New York Saturday Press (18 de noviembre de 1865)

Pa complacer a petición d’un amigo que m’escribiba dende o este, fue a visitar a o viello Simon Wheeler, hombre amable y charraire, a fin de pedir-le noticias d’un amigo d’o mío amigo, Leonidas W. Smiley. Tal heba estau a suya petición, y he aquí o resultau. Tiengo a vaga sospeita que o tal Leonidas W. Smiley ye un mito; que o mío amigo nunca conoixió a tal personache; y que lo solo que le movió a solicitar-me aquella favor estió o prexinau que, si yo preguntaba por ell a o viello Wheeler, iste s’alcordaría de cierto infame Jim Smiley y emprendería o relato mortalment aburriu d’as espacenciantz memorias que d’este teneba, un relato tant largo y tedioso como desprovisto de garra intrés pa yo. Si ixa estió a suya intención, l’aconsiguió plenament.
Trobé a Simon Wheeler escocotando un confortable sueniet a o costau d’a estufa d’a tabierna, en a estabornada tabierna d’o decadent campo minero d’Angel, y podié apreciar que yera gordo y calvo, con una expresión d’agradable benevolencia y simplicidat pintada en a suya tranquila fisonomía. Se devantó y me dio os buen día. Le expliqué que un amigo mío m’heba encargau que fese bellas pesquisas sobre un queriu companyero d’a suya nineza clamau Leonidas W. Smiley: o reverendo Leonidas W. Smiley, choven ministro evanchelista que, seguntes le heban dito, i heba habitau entre una temporada en o campament d’Angel. Adhibié que, si podeba contar-me bella cosa sobre iste reverendo Leonidas W. Smiley, le quedaría sumament agradeixiu.
Simon Wheeler me condució dica un rincón y, dimpués de posar-se, impedindo-me o paso con a suya siella, emprendió a monotona narración que sigue a iste paragrafo. No fació a riseta una sola vegada, ni frunció o zunyo, ni varió o ton suau y fluido de voz que emplegó dende a frase inicial, ni en garra momento delató a mas lieu veta d’entusiasmo; pero a suya interminable narración estió recorrida por una vena de seriedat y sinceridat tant impresionants que me contrimostró con toda evidencia que, luen d’imachinar que i hese en a suya historia bella cosa ridicla u graciosa, la consideraba como bella cosa muit important y admiraba a os suyos dos heroes como hombres de trascendent enchenio y finesse. Asinas pues, le deixé que charrase sin interrumpir-le ni una solenca vegada.
—O reverendo Leonidas W. Hummm, reverendo Le… Bueno, aquí i habió una vegada un sucheto clamau Jim Smiley, allá por l’hibierno d’o quaranta y nueu, u en a primavera d’o cinquanta, no remero muit exactament. De todas formas, pienso que debió estar en un d’ixos anyos, ya que m’alcuerdo perfectament que quan plegó aquí no yera rematada a gran presa d’o río. En qualsiquier caso, yera l’hombre mas peculiar que nunca s’haiga visto: siempre yera achugando sobre qualsiquier coseta, con tal de trobar a belún que le acceptase l’apuesta. Y si no lo trobaba, cambiaba las tornas. Tot o que plantiase l’atro, a ell ya le yera bien: con tal de poder achugar, ya se sentiba satisfeito. Y, con tot, teneba muita suerte, una suerte extraordinaria, y por lo cheneral siempre ganaba. Yera constantment disposau a correr qualsiquier risgo; no se podeba mencionar una sola coseta sobre a quala no s’amprase a achugar, sin importar-le muito qué bando prener, tal como dinantes le he dito. Que i heba una corrida de caballos? Pus allí le teneba vusté, tot royo de goyo u sin un solament quarto en rematar. Que i heba una baralla de cans? Pus allí que achugaba. Que i heba una baralla de gatos? Tamién achugaba. Que yera de gallos? Lo mesmo. Mesmo si veyeba a dos muixons asolaus en bella rama, achugaba sobre quál sería o primer en emprender o vuelo. Si se tractaba d’una asembleya en o campamento, allí acudiba ell sin falta pa achugar por o pastor Walker, a qui teneba por o millor d’os pedricadors de por aquí, o qual yera muit cierto, pus yera un hombre excelent. Mesmo si veyeba una sabandija arrocegando-se enta bell puesto, le achugaba a vusté sobre o que tardaría en plegar a o suyo destín. Y si le acceptaba l’apuesta, yera capaz de seguir a o cuco dica Mexico, solament por enterar-se d’án s’endrezaba y quánto tiempo le levaría. Muitos d’os mocetz de por aquí conoixioron a iste Smiley y pueden charrar-le d’ell. En fin, que no feba esferencias, tot le pareixeba bien pa achugar, a o muit trun. Una vegada, a muller d’o pastor Walker estió muit enferma entre pro tiempo, y pareixeba que no i heba salvación pa ella; pero un maitín o pastor vinió por aquí y Smiley le preguntó qué tal seguiba a suya esposa, y o pastor contestó que, gracias a la infinita misericordia de Dios, se trobaba muito millor, y que yera refendo-se tant bien que, con a bendición d’a Providencia, acabaría por curar-se d’o tot. Smiley, sin aturar-se a pensar, le dició: «Le achugo dos dolars y meyo a que no sale d’ista».


Apuesta por el Rock&Roll—————-Más Birras(2:27)
»Iste Smiley teneba una yegua a la quala os mesaches clamaban “a recela d’o quarto d’hora”, encara que solament en chanza, sabe vusté?, porque ya suposará que yera mas rapida que ixo, y Smiley tamién ganaba diners con aquella yegua, tot y que yera muit lenta y que siempre sufriba de asma, moquillo, esmenución u bella cosa por o estilo. Gosaban conceder-le docientas u trecientas yardas d’avantalla y con tot y con ixo acababan pasando-la por o camín; pero ent’o final d’a corrida s’excitaba muito, como que desasperada, y empecipiaba a trotar y a galopar, sobatendo as garras en todas adrezas, unas vegadas en l’aire y atras ent’os costaus, trucando as cletas, devantando tanto polvo y armando tal revulicio con os suyos roflos y bufius, que siempre acababa plegando a primera a la fique, ganando chusto por una cabeza.
»Tamién teneba un can de presa muit chicot, que quan lo veyebas no habrías dau un centavo por ell, ya que pareixeba servir solament pa rondar por astí con cara endina y tumbar-se amán d’un asperando a ocasión de furtar-le bella cosa. Pero malas que s’achugaba diners por ell, se convertiba en un can diferent: a variella inferior empecipiaba a abanzar-se-le como o espolón d’un barco y quitaba a relucir os suyos dients, refulchentz como o fuego. Y o can alversario ya podeba atacar-lo y provocar-lo, mosegar-lo y revulcar-lo por o suelo dos u tres vegadas, que Andrew Jackson, que asinas se deciba l’animal, nunca se rechiraba contra ell, como que si estase satisfeito d’ell mesmo, como que si ya s’hese asperau bella cosa asinas. Y a tot isto as apuestas s’iban doblando y doblando a favor d’o contrario, dica que no i heba ya mas diners que achugar. Alavez, de rapiconté, agarrapizaba a l’atro can por o puesto preciso de l’articulación d’a garra zaguera, y ya no lo soltaba. No lo mosegaba, comprende?, sino que se limitaba a aferrar-se a ell dica que os atros tiraban a esponcha, asinas hese d’endurar un anyo. Smiley siempre acababa ganando con aquell chucho, dica o día en que s’alcontró con un can que no teneba garras zagueras, porque se las i heba amputau una sierra d’ixas circulars, y quan a baralla i heba proseguiu o suyo curso habitual y as apuestas ya yeran en o suyo apocheu, fuo o animalet a agarrapizar-se a o suyo puesto favorito y en ixe preciso inte se dio cuenta que le heban chugau una mala pasada y que l’atro can lo teneba contra as cuerdas, por asinas decir-lo, y o chicot chucho pareixió muit sorprendiu, se le veyeba como desanimau, sin fer ya garra esfuerzo por ganar a baralla, asinas que acabó muit mal aturau. Lanzó a Smiley una mirada que pareixeba decir-le que teneba o corazón estricallau y que a culpa heba estau d’ell, por haber-le feito enfrontinar-se con un can que no teneba garras zagueras an agarrapizar-se, estando como yera aquella a suya salvación en o combate. Dimpués de dar uns quantos trangos tambaliants, se tumbó y murió. Yera un buen animal, aquell Andrew Jackson, y d’haber viviu habría plegau a fer-se un nombre, ya que teneba fusta y chenio pa ixo… Soi de seguras d’ixo, porque, manimenos que nunca tenió oportunidat de contrimostrar-lo y as circumstancias no le acompanyoron, no tendría sentiu que un can como aquell podese peliar asinas si no hese teniu taliento. Siempre me meto triste quan pienso en o suyo zaguer combate y en a forma en que acabó.
»Pus sí, iste Smiley teneba terriers, gallos de baralla, gatos y toda clase de bestias por o estilo, dica o punto de no dar-te tregua, y ya podebas presentar-te con qualsiquier animal que ell siempre acceptaba l’apuesta con o suyo. Una vegada pilló una rana, se la levó a la suya casa y dició que iba a dedicar-se a educar-la, y entre tres meses no fació unatra coseta que amostrar a aquell gusarapo a blincar en o patio de dezaga d’a suya casa. Y vaiga si aprendió! Le daba un truquet en a bufera, y a o momento veyebas a rana sulcando os aires como un muñuelo d’aire; dimpués daba una volteta, u mesmo dos si heba preso pro empento, y cayeba con as garras bien planas y en buena postura, como que un gato. Tamién la adiestró en l’exercicio de pillar moscas, y la sozmetió a una practica tant constant que podeba atrapar qualsiquiera que se metese a l’alcanz d’a suya vista. Smiley deciba que tot o que amenesteban as ranas yera educación, y que podeban fer quasi qualsiquier coseta… y yo le creyeba. Mire vusté, le he visto meter astí mesmo, en o suelo, a Daniela Webster, que asinas se deciba a rana, y decir-le cantaruliando: “Moscas, Daniela, moscas”, y antes de poder parpaguiar a rana daba un blinco y atrapaba a una mosca astí, en a barra, y tornaba a cayer a o suelo tant firme como que una bola de bardo, y se meteba a gratar-se a cabeza con a suya garra zaguera con a mayor indiferencia, como que si no tenese ni ideya d’estar fendo cosa mas d’o que qualsiquier atra rana podría fer. Nunca s’ha visto una rana tant modesta y campechana como aquella, manimenos estar tant bien dotada. Y quan se tractaba de blincar sobre terreno plano, salvaba mas espacio d’un solo bote que qualsiquier unatro garabacho d’a suya especie. Blincar en terreno plano yera o suyo punto fuerte, comprende?, y en ixos casos Smiley achugaba dica o zaguer centavo que le quedase. Smiley yera terriblement orgulloso d’a suya rana, y teneba motivos pa ixo, ya que chents que heban viachiau por tot o mundo coincidiban en afirmar que superaba a qualsiquier rana que hesen visto nunca.
»Pus bien, o caso ye que Smiley alzaba a bestieta en una caixeta enrellada y gosaba trayer-la aquí a o campamento pa achugar. Un día, un individuo, que no yera de por aquí, se lo trobó con a suya caixeta y le preguntó:
»—Qué ye o que leva vusté en ixa caixa?
»Y Smiley respondió, con ton indiferent:
»—Podría estar una cotorra, u podría estar un canario, pero no lo ye: no ye mas que una rana.
»Y o tipo pilló a caixeta, la examinó cudiadosament, tornando-la d’un costau y d’unatro, y dició:
»—Hummm… ya lo veigo. Bueno, y pa qué sirve?
»—Bueno —dició Smiley cautelosament y con aire badanas—, sabe fer muit bien una coseta. A o mío entender, puede vencer blincando a qualsiquier rana d’o condau de Calaveras.
»O individuo tornó a pillar a caixeta, la contempló larga y detenidament y se la tornó a Smiley, decindo con muito retintín:
»—Pus no veigo brenca en ista rana que indique que sía millor que unatra qualsiquiera.
»—Tal vegada vusté no lo veiga —le contestó Smiley—. Tal vegada entienda vusté de ranas, tal vegada no. Podría estar un expierto, u podría no estar mas que un aficionau. En tot caso, yo ya tiengo formada a mía opinión, y le achugo a vusté quaranta dolars a que a mía rana redota blincando a qualsiquier atra d’o condau de Calaveras.
»O suyo interlocutor se quedó un menuto pensativo, decindo dimpués con trista resignación:
»—Veyerá, yo no soi mas que un forano y no tiengo garra rana, pero si la tenese acceptaría a suya apuesta.
»Alavez Smiley respondió:
»—Ye bien, no se preocupe. Si me sostiene a caixa entre un menuto, iré a buscar-le una.
»O tipo pilló a caixa, metió os suyos quaranta dolars a o costau d’os de Smiley y se posó a asperar.
»Remanió allí entre un buen rato, entregau a las suyas reflexions, y dimpués quitó a rana, le ubrió a boca y, con una cullareta, #le la implió de perdigons quasi dica a barba. Dimpués, la depositó en o suelo. Entremistanto, Smiley heba iu a la basa, an estió chapurquiando en o bardo entre un buen rato. Finalment, pilló una rana y se la levó a aquell individuo, decindo-le:
»—Agora, si ye vusté disposau, la meta a o costau de Daniela, con as garras zagueras aliniadas a la mesma altura, y yo daré o sinyal de partida. —Acto seguiu, dició—: Un, dos, tres… ya!
»Smiley y aquell tipo tocoron a las suyas ranas por dezaga, y a nueva blincó con gran impetu; en cambeo, Daniela pareixió lanzar un sospiro y devantar os huembros… asinas, como que un francés. Pero tot estió en vano: no podeba mover-se. Yera plantada tant firmement sobre o goso como una ilesia, y no podeba abanzar, como que si estase ancorada. Smiley se quedó muit sorprendiu, y tamién muit enoyau, pero naturalment no teneba ni ideya de qué podeba pasar-le a la rana.
»O individuo pilló os diners y se disposó a marchar-se. Quan heba plegau a la puerta, apuntó con o dido gordo por alto d’a espalda, asinas, enta Daniela, y tornó a decir con muito retintín:
»—Pus no veigo brenca en ista rana que indique que sía millor que unatra qualsiquiera.
»*Smiley se quedó gratando-se a cabeza y contemplando a Daniela entre un buen rato, dica que a la fin dició:
»—Qué puede haber-le pasau a ista rana pa no blincar? Ye como si le succedese bella cosa raro… pareixe como si estase inflada. —Y, pillando a Daniela por a piel d’o cuello, la devantó d’o suelo—. Que me leve o diaple si no pesa a lo menos cinco libras!
»Y, metendo-la boca abaixo, la fació arrullar dos zarpaus de perdigotz. Alavez comprendió a estucia y se metió feito una autentica furia. Deixó a rana en o suelo y salió en persecución d’aquell individuo, sin aconseguir dar-le alcanz. Y…
En plegar a iste punto, Simon Wheeler sintió que le clamaban dende o patio de debant y fuo a veyer de qué se tractaba. Antes de salir, se tornó enta yo y me dició:
—Se quede aquí, forano, y m’aspere. Decamín torno.
Pero, con o permiso de vustés, no consideré que a continuación d’a historia d’o empentador vagabundo Jim Smiley me proporcionase muita información concernient a o reverendo Leonidas W. Smiley, asinas que me disposé a marchar-me.
Ya en a puerta, me trobé a o sociable Wheeler, que tornaba, y tornó a enganchar-me y a reprener o suyo relato:
—Pus bien, iste Smiley teneba una vaca de color amarillenco y tuerta, que no teneba por coda mas que un curto munyón, como que una banana, y…
Manimenos, mancando tanto de tiempo como que de disposición pa ixo, no asperé a escuitar mas sobre aquella desgraciada vaca, y me marché.

Salta la rana————————–Kiko Veneno (3:52)


Primera Parte: UNA DECLARACIÓN…POR A VIDA.


En primeras de Chinero de l’anyo 2021.

A os PUEBLOS D’O MUNDO:
A las PERSONAS QUE LUITAN EN Os CINCO CONTINENTZ:

HERMAN@S Y COMPANYER@S:

Entre istos meses previos, hemos establiu contacto entre nosotr@s por diversos meyos. Somos mullers, lesbianas, gais, bisexuals, transchenero, travestis, transexuals, intersexuals, queer y mas, hombres, grupos, colectivos, asociacions, organizacions, movimientos socials, pueblos orichinarios, asociacions de vicos, comunidatz y un largo etcetera que nos da identidat.

Nos diferencian y distancian tierras, ciels, montanyas, vals, estepas, chunglas, desiertos, oceanos, ibons, ríos, rigachuelos, basas, razas, culturas, idiomas, historias, edatz, cheografías, identidatz sexuals y no, radices, buegas, formas d’organización, clases socials, poder adquisitivo, prestichio social, fama, popularidat, seguidors, likes, monedas, grau d’escolaridat, formas d’estar, quefers, virtutz, defectos, pros, contras, peros, sin dembargos, rivalidatz, enemistatz, concepcions, argumentacions, contra argumentacions, debatz, diferendos, denuncias, acusacions, disprecios, fobias, filias, elochios, repuyaus, broncas, aplausos, divinidatz, demonios, dogmas, herechías, gustos, enueyos, modos, y un largo etcetera que nos fa distintos y, no pocas vegadas, contrarios.

Solament nos unen muit pocas cosetas:

O que femos nuestros os dolors d’a tierra: a violencia contra as mullers; a persecución y disprecio a os diferents en a suya identidat afectiva, emocional, sexual; l’anihilamiento d’a nineza; o chenocidio contra os orichinarios; o racismo; o militarismo; a explotación; l’espullo; a destrucción d’a naturaleza.

L’entendimiento que ye un sistema o responsable d’istos dolors. O verduco ye un sistema explotador, patriarcal, piramidal, racista, ladrón y criminal: o capitalismo.

O conoixencia que no ye posible reformar iste sistema, educar-lo, atenuar-lo, limar-lo, domesticar-lo, humanizar-lo.

O compromiso de luitar, en todas partes y a todas horas –cada qui en o suyo terreno-, contra iste sistema dica destruir-lo por completo. A supervivencia d’a humanidat depende d’a destrucción d’o capitalismo. No nos rendimos, no somos a la venda y no reblamos.

A certeza que la luita por a humanidat ye mundial. Asinas como a destrucción en curso no reconoixe buegas, nacionalidatz, banderas, luengas, culturas, razas; asinas la luita por a humanidat ye en todas partes, tot o tiempo.

A convicción que son muitos os mundos que viven y luitan en o mundo. Y que toda pretensión d’homochenidat y hechemonía atenta contra a esencia d’o ser humano: a libertat. A igualdat d’a humanidat ye en o respecto a la diferencia. En a suya diversidat ye a suya semellanza.

A comprensión que no ye a pretensión d’imposar nuestra mirada, os nuestros trangos, companyías, camins y destins, o que nos permitirá abanzar, sino la escuita y mirada de lo unatro que, distinto y diferent, tiene a mesma vocación de libertat y chusticia.

Por istas coincidencias, y sin abandonar as nuestras conviccions, ni deixar d’estar o que somos, hemos alcordau:

En primeras.- Realizar trobadas, dialogos, intercambeos d’ideyas, experiencias, analises y valoracions entre qui nos trobamos encenegaus, dende distintas concepcions y en diferents terrenos, en la luita por a vida. Dimpués, cada qui seguirá o suyo camín u no. Mirar y escuitar lo unatro tal vegada nos aduyará u no en nuestro paso. Pero conoixer lo diferent, ye tamién parte de nuestra luita y d’a nuestra falera, d’a nuestra humanidat.

Segundo.- Que istas trobadas y actividatz se realicen en os cinco continentz. Que, por lo que fa a o continent europeu, se concreten en os meses de chulio, agosto, setiembre y octubre de l’anyo 2021, con a participación directa d’una delegación mexicana aconformada por o CNI-CIG, o Frent de Lugars en Esfensa de l’Augua y d’a Tierra de Morelos, Puebla y Tlaxcala, y o EZLN. Y, en calendatas posteriors por precisar, emparar seguntes as nuestras posibilidatz, pa que se realicen en Asia, África, Oceanía y America.

Tercer.- Convidar a qui comparten as mesmas preocupacions y luitas pareixidas, a todas as personas honestas y a totz os abaxos que se rebelan y resisten en os muitos rincons d’o mundo, a que se sumen, aporten, emparen y participen en istas trobadas y actividatz; y a que sinyen y faigan suya ista declaración POR A VIDA.

Dende un d’os puents de dignidat que unen a os cinco continentz.

Nusatr@s.
Planeta Tierra.
1 de chinero d’o 2021.

Dende diversos, dispars, diferents, disimiles, desiguals, distants
y distintos rincons d’o mundo (en arte, sciencia y luita en resistencia y rebeldía):

S.O.S————————Aspencat (Mark Dasousa rmx) (4:49)


Fastio

Charles Baudelaire



Quan o ciel baixo y pesau de boiras se cerna como que una cubierta
sobre o esprito chemecant, presa d’os muitos problemas,
asinas como de l’orizont abarcando tot o cerclo
se nos redame un día fosco mas triste que as nueitz;

Quan a tierra se convierta en un caxot humido,
an a Esperanza, como que un murciacalo,
vaiga chocando-se contra os paretons con a suya ala feble
y trucando-se a cabeza con os podrius teitos;

Quan a plevida espardindo os suyos immensos regatiellos
d’una extensa prisión imite os barotz,
y un lugar mudo d’infames arainas
venga a extender as suyas retz en o fondo d’os nuestros celebros,

as campanas de rapiconté blincarán con furia
y lanzarán ent’o ciel un chilo espantoso,
como que o d’os espritos errants y sin patria
que se meten a ploramiquiar decididament.

— Asinas como largas carrozas funebres, sin tambors ni mosica,
marchan lentament dentro d’a mía alma; a Esperanza,
redotada, plora, y l’atroz Angunia, despotica,
sobre o mío cranio inclinau planta a suya bandera negra.

Las flores del mal—————————-Barón Rojo(4:51)

Crema totz os contenedors plenos d’hipocresía antes que te cremen en vida.

Y, por agora, iste ha estau o suenio de hue. Ya sabes que, si t’ha feito goyo, t’aspero o proximo mierques en Radio La Granja, en o 102.1 d’a FM. Entremistanto, nos veyemos en os suenios, nos ascuitamos en la Radio. Salut y emparo mutuo!!!!

Nación Mapuche———La Lelo’s Band (3:20)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.